Las Enfermedades de Transmisión Sexual y el Libertinaje

13 sep, 2013

El Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, dijo: “Si en una nación aparece la perversión sexual, se extiende y transmite entre la gente; entre ellos se despliega la plaga y otras enfermedades que no llegaron a conocer sus antepasados”. Y dijo También: “Siempre que el adulterio se extienda entre cierta gente, la muerte se extenderá entre ellos. Lo transmitió Malik en Almuataa. El Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, dijo: “Si en una nación aparece la perversión sexual, se extiende y transmite entre la gente; entre ellos se despliega la plaga y otras enfermedades que no llegaron a conocer sus antepasados”. Y dijo También: “Siempre que el adulterio se extienda entre cierta gente, la muerte se extenderá entre ellos. Lo transmitió Malik en Almuataa.

Realidad histórica:

Gracias al esfuerzo de algunos científicos, se descubrió, durante los últimos dos siglos, que existen grupos de bacterias, hongos y virus cuya transmisión al ser humano se efectúa al mantener relaciones sexuales pervertidas e indeterminadas entre hombres-mujeres, mujeres-mujeres (el lesbianismo) y hombres-hombres (la sodomía). Cada vez que aumente el entorno de este tipo de relaciones, la sociedad estará más amenazada con enfermedades epidémicas desconocidas, porque los microbios, que originan estas enfermedades, cambian continuamente de características, lo que dificulta el combatirlas con medicamentos. Asimismo, el cuerpo no logra combatirlos debido a su débil inmunidad y el posible cambio de las propiedades de tales organismos.

Naturaleza del milagro:

El hadiz del Profeta nos pone de manifiesto una ley social general que podría pasar en cualquier sociedad cuando ciertas cosas ocurren. Esta ley se compone de una introducción y unas conclusiones: la introducción es la extensión de relaciones sexuales ilícitas como el adulterio, la homosexualidad o el lesbianismo en la sociedad. Cuando tales relaciones se hacen normales y aceptables, esto conduce a un estado de libertinaje en la sociedad. Esta parte de la introducción se remite a las siguientes palabras del Profeta: “Si en una nación aparece la perversión sexual, se extiende extendida y transmite entre la gente…”. Los resultados obtenidos de este libertinaje son la transmisión de enfermedades sexuales de una manera epidémica y destructiva, y su aparición en nuevas formas en generaciones posteriores. Lo dicho anteriormente se lee en esta parte del hadiz del Profeta: pues entre ellos se despliega la plaga y otras enfermedades que no han llegado a conocer sus antepasados”. Este resultado se ha hecho realidad en muchos países occidentales cuyos habitantes, que mantienen estas relaciones ilícitas, aceptan estas prácticas, no sólo como conducta social, sino que las hacen públicas con todos los medios a su alcance.

En su libro Enfermedades Sexuales, el Dr. Shofilld dice: Ante todas las relaciones sexuales ilícitas, existe una actitud de tolerancia negativa. No hay ningún sentimiento de vergüenza a cerca de adulterio, la sodomía o de alguna otra perversión sexual. Los Medios de Información han inculcado en las mentes de las personas que tanto chicos como chicas no deberían permanecer castos. La castidad del hombre o de la mujer, en la sociedad occidental, se ha hecho una cuestión vergonzosa. La permisión sexual está propagada y apoyada por todas partes en los medios de comunicación que consideran el libertinaje como algo normal.

Según la Enciclopedia británica: “Los gays han salido de su entorno cerrado y ahora actúan públicamente, ya tienen sus propios clubes, bares, parques, playas, piscinas y hasta servicios”.

En Occidente, cientos de artículos, obras teatrales, novelas y películas que elogian la prostitución y la homosexualidad están por todas partes. Algunos han aceptado la homosexualidad y el adulterio, y los sacerdotes ahora bendicen matrimonios gays en algunas iglesias europeas. Se han fundado también miles de asociaciones y clubes con el objetivo de defender los derechos del mundo gay. La introducción de tal ley social se ha hecho realidad ¿Acaso se han hecho realidad también los resultados?

Pues sí, las enfermedades sexuales aparecieron de forma epidémica causando muchos dolores y sufrimiento a los contagiados. Durante los últimos cinco siglos, en más de una ocasión, desde que apareció la plaga de la sífilis por primera vez en 1494, el mundo ha visto olas arrolladoras de esta epidemia causando la muerte de cientos de millones de personas y destruyendo la vida de otros. El microbio que causa esta enfermedad sigue cambiando sus características y ataca de nuevo el cuerpo humano. La gonorrea también está sobre la cima de la lista de enfermedades sexuales contagiosas. Siendo la enfermedad sexual más difundida, esto aterroriza a millones de personas porque deja estéril a la persona infectada. Todas las enfermedades sexuales contraídas por ser humano, que desobedece las instrucciones celestes, causan mucho dolor y sufrimiento permanente. Recientemente, apareció el Sida, cuyo virus destruye el sistema inmunológico del ser humano; arruina sus órganos, uno tras otro, causándole dolores insoportables que no conocía la humanidad antes de su descubrimiento en 1983. En definitiva, se ha hecho realidad lo que dijo el Profeta . ¿No es esto otro indicio de que Muhammad es un Mensajero verdadero de Dios?

About the author

Related Posts

Leave a reply

css.php
A %d blogueros les gusta esto: