Los derechos de los niños en el Islam

07 jul, 2013

Alabado Sea Al-lah, Señor del Universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, y que Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, es Su siervo y mensajero.
 
La legislación islámica trajo todo lo que nos guía y nos beneficia, y no ha dejado ningún área o tema sin instruirnos o guiarnos al respecto y en la mejor manera.
La legislación islámica vino para traer prosperidad a las personas en sus comunidades, y los niños son una parte vital de estas.
La legislación islámica tiene gran interés en los niños y les confiere una gran importancia, y han sido establecidos muchos reglamentos, modales e instrucciones respecto a ellos. Lastimosamente, vivimos en un tiempo en que el sol radiante de los reglamentos islámicos se ha ocultado, el conocimiento ha desaparecido, y la imitación ciega de Occidente y la ignorancia en general se ha esparcido.
Muchos musulmanes que se sienten enamorados de la forma de vida de Occidente, se preocupan por cómo los occidentales cuidan a sus hijos, así como de lo que ellos hacen para brindarles alegría y felicidad a sus hijos; al mismo tiempo, estos musulmanes descuidan todo lo que el Islam tiene que ofrecer en este sentido.
Veamos la posición del Islam respecto a los hijos y comparémosla con lo que se practica en Occidente.
En el Islam, la travesía de cuidar y favorecer a nuestros hijos comienza antes de su existencia; comienza desde el momento en que uno busca una esposa virtuosa y apropiada para ser la futura madre; esto es debido a que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, instruyó a los hombres respecto al criterio requerido a la hora de escoger una esposa: “Escojan a las virtuosas y prosperarán”.Comienza desde buscar una madre amorosa para nuestro hijo, como el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, ordenó diciendo: “Cásense con mujeres que sean amorosas y muy fértiles”. [Abu Dawud]
Una persona debe suplicar antes de que su hijo exista, con la súplica del Profeta Zakariah (Zacarías), la paz sea con él, sobre la cual Al-lah nos informa Diciendo (lo que se interpreta en español): {Allí Zacarías invocó a su Señor diciendo: ¡Señor mío! Concédeme una descendencia buena, Tú escuchas los ruegos.} [Corán 3:38]
Cuando uno se acerca a su esposa para mantener relaciones sexuales, debe recordar que de ella puede resultar la concepción de un niño; por lo tanto, debe decir antes lo que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, nos enseñó:“¡Bismillaah! Al-lahumma yannibnashShaitana, wa yannibishShaitana ma razaqtana” (es decir: “En el nombre de Al-lah. ¡Oh, Al-lah! Aléjanos de Satanás y Aleja a Satanás de lo que nos Otorgarás)”. [Bujari]
Cuando el feto se forma en el vientre de su madre, está prohibido abortarlo o asesinarlo, y es un pecado aún más grande si se trata de un niño completamente desarrollado o asesinarlo después de su nacimiento. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {No matéis a vuestros hijos por temor a la pobreza. Nosotros somos Quienes les sustentamos y a vosotros también. Matarles es un pecado gravísimo.} Al-lah Concluye el primer verso con {…Matarles es un pecado gravísimo.},  lo cual significa que es uno de los pecados mayores más graves[Corán 17:31] Está prohibido asesinar a un hijo luego de su nacimiento por temor a la pobreza, porque Al-lah proveerá para él; y ya que el asesinar a los hijos durante la era pre-islámica por temor a la pobreza era algo común, Al-lah Menciona la provisión del hijo antes de la del padre cuando Dice (lo que se interpreta en español): {…Nosotros somos Quienes les sustentamos y a vosotros también…} Mientras que en otro verso Dice (lo que se interpreta en español): {…no mataréis a vuestros hijos por temor a la pobreza, Nosotros Nos encargamos de vuestro sustento y el de ellos…}[Corán 6:151]. El Profeta sallallahu ‘alayhi wa sallam, al mencionar los pecados que están clasificados entre los pecados mayores más importantes, dijo: “…Matar a los hijos por temor a compartir vuestra comida con ellos…”[Muslim]
Durante la era pre-islámica, existían personas que se sentían avergonzadas por tener hijas, y enterrarlas vivas era una práctica común; pero cuando el Islam llegó, prohibió esta práctica y la clasificó como uno de los más grandes pecados. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Se pregunte a las niñas que fueron enterradas vivas por qué pecado las mataron.}Este verso está en forma de una pregunta que censura el asesinato, porque este es un acto totalmente contradictorio con el Islam. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Cuando se le anuncia a uno de ellos [el nacimiento de] una niña, se refleja en su rostro la aflicción y la angustia, por lo que se le ha anunciado se esconde de la gente avergonzado y duda si la dejará vivir a pesar de su deshonra o la enterrará viva. ¡Qué pésimo lo que hacen!} [Corán 58:59] [Corán 81:8-9]
En esos tiempos pre-islámicos, cuando una mujer embarazada estaba a punto de dar a luz, iba con una partera y se acostaba junto a un pozo que era cavado en el suelo. Si el recién nacido era una niña, la ponían inmediatamente dentro del pozo y las enterraban; y si era un niño, lo llevaban a casa.
Ya que las niñas usualmente son más débiles que los niños y la responsabilidad de cuidarlas es más grande, y no son como los varones que son más fuertes y por tanto pueden ayudar a sus padres, el Islam ha compensado por esto a los padres otorgándoles una gran recompensa por criarlas. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Si alguien cuida pacientemente de tres hijas, las sustenta, las alimenta y las viste de su propia riqueza, ellas serán una protección para él del fuego del Infierno el Día de la Resurrección”.
En cierta ocasión, una mujer pobre partió un dátil que le había sido dado a ella en caridad por ‘A’ishah, que Al-lah Esté complacido con ella, y alimentó a sus dos hijas; y cuando el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, escuchó acerca de eso, dijo: “Al-lah Ha hecho obligatorio el Paraíso para ella y la Ha liberado del fuego del Infierno”. [Muslim]
¿Por qué el Islam permite que la mujer embarazada o que está amamantando se abstenga de ayunar (durante el mes de Ramadán)? Esto es por el beneficio del bebé. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “A ninguna madre le está permitido oprimir a su hijo (es decir, haciendo cosas que podrían dañarlo)”. Por tanto, una madre no debe consumir nada que pueda debilitar al bebé que lleva en su vientre o que le pueda causar malformaciones; ella debe alimentarse bien para poder nutrir correctamente a su bebé.
¡Notemos cómo el Islam preserva y protege al bebé en el vientre! A causa de los derechos del feto, en el Islam se pospone el castigo aplicable a la madre cuyo embarazo es el resultado de la fornicación o el adulterio, hasta que dé a luz.
 
En la historia de la mujer de la tribu Gamidi, quien admitió su culpabilidad de haber quedado embarazada por medio de una relación sexual ilícita, ella dijo: “¡Oh, Mensajero de Al-lah! He cometido adulterio, así que aplica la pena debida”. Entonces el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, llamó a su apoderado y dijo:“Sé compasivo con ella y cuida de ella hasta que dé a luz, luego tráela a mí”.Así que después que lo destetó, ella regresó ante el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, con el bebé envuelto en una tela y dijo: “He dado a luz”. Entonces él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Ve y amamántalo hasta que lo destetes”. Después que dio a luz, ella se presentó ante el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y entonces le aplicó la pena de la lapidación hasta la muerte.
En otra narración, él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, después que la mujer dio a luz, dijo: “No la lapidaremos y (para así) dejar al niño sin nadie que lo alimente”. Entonces un hombre de los Ansar se levantó y dijo: “¡Oh, Profeta de Al-lah! Yo me encargaré de alimentarlo”. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, ejecutó la pena sobre la mujer. Los sabios del Islam comentaron sobre este incidente diciendo: “Si la pena hubiese sido solo ser azotada, no habría sido azotada estando embarazada, sino que se habría retrasado su castigo hasta su alumbramiento, de acuerdo con el consenso de los eruditos musulmanes”.
Si alguien transgrede los derechos del feto y causa que sea abortado o que nazca muerto, se le debe aplicar la pena debida, la cual equivale al precio de liberar un esclavo, como ocurrió en la historia mencionada en el libro del Imam Al Bujari, que Al-lah le Dé Su perdón, cuando dos mujeres de la tribu de Hudhail pelearon y una de ellas le dio una pedrada a la otra que estaba embarazada, lo cual causó que abortara al feto muerto, así que fueron donde el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, para que juzgara, y él dijo que ella tenía que pagar el equivalente de la cantidad que se necesita para liberar a un esclavo.
Respecto a los derechos del feto, los eruditos del Islam dijeron: “Si una mujer embarazada de seis meses muere, y el feto permanece vivo, ella debe ser cortada verticalmente para poder salvar al feto, porque Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {…quien mata a una persona sin que ésta haya cometido un crimen o sembrado la corrupción en la Tierra es como si matase a toda la humanidad. Y quien salva una vida es como si salvase a toda la humanidad…} [Corán 5:32]; y si alguien deja al feto descuidado intencionalmente, es como si hubiese asesinado a una persona”. Los doctores deben usar los todos los métodos posibles (para minimizar el daño) al sacar al bebé del vientre.

¿Dónde debe ser enterrada una mujer incrédula de la gente del Libro que murió mientras estaba embarazada? Su bebé es un musulmán, pero ella es una incrédula, por tanto ella no puede ser enterrada en un cementerio musulmán para que no molestar a los musulmanes con su castigo en la tumba; y no puede ser enterrada en un cementerio de incrédulos para proteger a su bebé musulmán de ser afectado con su castigo, así que debe ser enterrada en un borde alejado de un cementerio musulmán, como dijo el Imam Ahmad.

About the author

Related Posts

Leave a reply

css.php
A %d blogueros les gusta esto: